Bienvenido, Septiembre

Una vez más ha llegado el momento de decir adiós al verano. Sé que cada septiembre digo lo mismo, que necesitaría aún al menos un mes más de sol y calor, pero nunca tanto como este año. Puede que haya sido por todo el trajín de las visitas familiares o por el hecho de no haber podido tomarme unos días libres para viajar. Por suerte la previsión del tiempo anuncia un otoño suave sin grandes tormentas porque aquí en el norte ya se sabe: una vez que empieza a llover puede que no volvamos a saber lo que es un día seco en semanas o meses.

Por supuesto, la llegada del frio también tiene su lado bueno como volver a dormir toda la noche de un tirón arropados por el amoroso abrazo de un buen cobertor, las deliciosas sopas calentitas, los platos de cuchara o las tardes de sofá con un buen libro frente a la chimenea de leña, uno de los grandes lujos de vivir en una casa de campo.

Para hacer más fácil el cambio de estación lo mejor es ir preparando la casa poco a poco. Comenzaré a recoger los muebles de exterior dejando de momento aquellos que puedan resistir un chaparrón inoportuno. Habrá que ir revisando la calefacción, purgando los radiadores. Pequeñas tareas que será mejor ir adelantando para que después no nos pille el toro con todo sin hacer.

Este es el mejor momento para hacer cambios en la decoración. Ya sabéis que antes del verano moví de sitio todos los muebles del salón, algo que había estado planeando durante meses y que le ha dado una nueva vida a la habitación con un coste mínimo. Con la nueva distribución de los sofás hemos dado más protagonismo a la chimenea, algo que ha sido un gran acierto. Ya solo faltan algunos detalles como cambiar las cortinas: ayer me pasé por la tienda de estores para elegir un estilo y pedir presupuesto. Volví a casa con varias propuestas, bocetos, muestras de tejidos… Ahora me toca elegir con cuál de ellos me quedaré, pero eso os lo contaré en el próximo post.

Hasta entonces, disfrutad de los últimos días de verano.

El aloe vera también te ayuda por dentro

¿Eres de los que creen que no hay nada más sano para comenzar el día que un vaso de zumo de naranja? Pues deja que te desmonte el mito, los zumos de frutas no son demasiado aconsejables, ni siquiera siendo naturales, ya que se centran en una gran cantidad de jugo rico en fructosa y deshecha en cambio la pulpa rica en fibra y en vitaminas.
Además, está demostrado que la naranja no ayuda a combatir los resfriados y que puede resultar perjudicial para personas que sufren de ardores o de digestiones pesadas debido a su acidez. Y ahora que acabo de estropear tu fantástico desayuno perfecto, ¿puedo darte una buena alternativa para comenzar el día? Me refiero al zumo de aloe vera.
Pensarás que acabo de decir que el zumo no es la mejor presentación para la fruta y que ya estoy cayendo en una contradicción, pero piensa, el aloe no es una fruta, es una planta y lo que llamamos zumo es en realidad del jugo que se extrae del interior de sus hojas. Una cuestión de nombres, usamos zumo para denominar a este gel por su apariencia líquida, pero es en realidad otra cosa diferentes.
En las herboristerías puedes encontrar zumo de aloe preparado, una de las mejores maneras de consumirlo ya que si no sabemos extraerlo de la planta correctamente podemos acabar consumiendo el látex de la misma, que también sale de su interior aunque de la base. El látex es un fuerte laxante y además muy irritante de la mucosa intestinal, por lo que no se debe de tomar.
Cada mañana, un rato antes del desayuno, debemos de tomar un taponcito de este zumo de aloe para que actúe sobre nuestro sistema gástrico. Este recorrerá el estómago y el intestino ayudando a que la digestión se realice con total normalidad y evitando el estreñimiento pero sin irritar la mucosa ni causar diarrea. Es una ayuda perfecta para personas con gastritis, digestiones lentas o problemas de colon irritable.
Incluso en algunos casos se aconseja que se tome más de una vez al día durante unos días para ayudar a normalizar un problema digestivo para después tomarlo nada más por las mañanas como una costumbre diaria nada más despertarse. Se recomienda que se dejen pasar al menos veinte minutos antes de comer alimentos para que el gel pueda actuar por todo el tracto digestivo.

5 Modos de conseguir cupones de descuento para tus compras

Si quieres conseguir cupones descuento para tus compras hay varias maneras de lograrlo. Te mostramos las cinco más habituales, algunas clásicas de toda la vida y otras mucho más modernas gracias a las nuevas tecnologías.

1) Cupones de descuento por promociones directas. Se trata de los típicos cupones que siempre han existido y que se recortan de la etiqueta del producto o se entregan en un folleto al comprar una unidad y que nos da derecho a un descuento al adquirir nuevamente este producto. Puede ser un porcentaje de su precio o una cantidad fija.

A veces encontramos productos con un vale de descuento en forma de pegatina promocional que se aplica directamente al pasar por caja, pero más que un cupón propiamente dicho es una promoción que en lugar de bajar el precio utilizan este método que resulta más atractivo para muchos clientes.

2) Cupones de descuento por subscribirse a Newsletters. Muchas tiendas online tienen un boletín con ofertas y artículos relacionados con el tema de su tienda de carácter periódico. Por suscribirte para recibirlo la tienda puede regalarte un cupón de descuento para la siguiente compra y a cambio tú estás permitiendo que tus datos pasen a su base. En cualquier caso, siempre tienes el derecho de cancelar dicha autorización.

3) Cupones de descuento por presentar a nuevos clientes. Si ya eres cliente de una tienda online y presentas a un nuevo cliente, esta puede hacerte un regalo en forma de cupón de descuento para la próxima compra. Nuevamente puede ser un porcentaje de la compra o una cantidad fija a restar del total.

4) Cupones de descuento por puntos de cliente. Las tarjetas de cliente de muchos supermercados y cadenas de tiendas acumulan el dinero que el cliente se gasta y lo transforma en puntos. Estos puntos, a su vez, pueden transformarse en algunos casos en cupones de descuento para las siguientes compras. Es importante conocer bien cómo funcionan los sistemas de puntos para lograr sacar todo el partido a las tarjetas.

5) Cupones de descuento en páginas especializadas. En Internet hay páginas especializadas en cupones de descuento. En ellas se encargan de buscar todos los descuentos posibles en la red y juntarlos para que de este modo sea mucho más fácil no perderse ninguno. Antes de hacer cualquier compra online se deben de consultar estas páginas porque gracias a los cupones la compra puede salir mucho más barata en determinadas tiendas.

Las 20 mejores frases de amistad

Las frases de amistad pueden utilizarse para estados en las redes sociales o para dedicarles a los amigos. Estas diez frases son originales y puedes inspirarte en ellas para crear tus propias frases.

1- Un amigo de verdad es como un cupón premiado de lotería: difícil de conseguir y algo que cuidar.
2- Hay tres cosas que definen a mi mejor amiga: siempre está ahí para mí, siempre deja que esté ahí para ella, juntas hacemos el mejor equipo.
3- Dicen que a los amigos se les escoge, no sé quién escogió a quién pero en cualquier caso es estupendo habernos encontrado.
4- A un amigo se le dicen los errores en privado, pero se alaban sus virtudes ante todo el mundo.
5- Abusar de un amigo puede parecer sencillo, pero la amistad que se daña jamás se recompone de igual modo.
6- Hay muchas clases de amor y el que se siente por un amigo es quizás uno de los más puros.
7- Cuando empiezas a desconfiar de un amigo es porque en el fondo ya está dejando de serlo.
8- Con un amigo siempre puedes hacer locuras sin peligro de que te tachen de estar locos.
9- Tras tantos años no necesitamos hablarnos para saber qué nos está pasando por la cabeza, y esa es la base de una buena amistad.
10- Disfruta de los amigos, nunca sabes cuándo la vida puede poner una separación entre vosotros.
Y estas son diez frases que tienen que ver con la amistad y que han sido pronunciadas por personas famosas en diferentes momentos de la historia.
1- Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere. Elbert Hubbard
2- La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad. Sir Francis Bacon
3- Cuando un amigo nos pide algo, la palabra “mañana” no existe. George Herbert
4- No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo. Antoine de Saint-Exupéry en El Principito
5- Un amigo fiel es un alma en dos cuerpos. Aristóteles
6- Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes, porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ángulos. Nelson Mandela
7- Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia. Aristóteles
8- Los amigos son para las ocasiones, salvo en determinados círculos político-económicos, en los que las ocasiones son para los amigos. Jaume Perich
9- La amistad comienza donde termina o cuando concluye el interés. Cicerón
10- Un amigo verdadero es el más grande de todos los bienes y el que menos nos cuidamos de adquirir. François de La Rochefoucauld

Organizando un viaje al extranjero

A la hora de viajar a países que están fuera de la Unión Europea surgen algunas dudas con respecto a los gastos. Lo más adecuado es cambiar dinero a la moneda extranjera antes de partir. Aunque el pago con tarjeta es una fórmula de pago muy extendida en buena parte de los países del mundo, siempre vamos necesitar algo de ‘cash’. Por otro lado, siempre hay que tener en cuenta las comisiones tarjeta por pago en moneda extranjera.
Este tipo de comisiones suelen variar aunque no bajan de 1 euro por compra realizada. A partir de ahí pueden subir a varios euros dependiendo del coste de la compra. Por lo tanto, pagando con tarjeta sabemos que estamos gastando siempre (y como mínimo) un euro más. No obstante, algunos expertos viajeros tienen algunos trucos para evitar las comisiones tarjeta, pero todavía (y llevamos unos cuantos viajes fuera de la Unión Europea) nosotros no hemos encontrado la fórmula para no pagar comisión.
Por lo tanto, en nuestra opinión, lo más adecuado si vamos a viajar al extranjero es cambiar a moneda extranjera. Te da más libertad y seguridad. Muchas de las compras que vas a hacer en estos países serán de poco dinero y es más útil y eficaz pagar en metálico. Por ejemplo, en los restaurantes o en los supermercados.
En países como Estados Unidos o Japón el pago con tarjeta de crédito está muy extendido, pero la cosa cambia en países menos desarrollados, en los cuales o tienes dinero en metálico o te tendrás que quedar fregando los platos…
¿Y dónde y cuándo cambiar el dinero? También en este sentido existen diversas teorías. En nuestro caso, hemos optado por diferentes fórmulas. En ocasiones hemos ido previamente al banco a cambiar dinero. Un truco está en ir mirando el tipo cambio para beneficiarnos de la tendencia. Por ejemplo, el dólar se ha hecho fuerte en los últimos tiempos, pero hace un par de años estaba mucho más débil con respecto al euro.
En alguna otra ocasión, hemos cambiado el dinero directamente en el país de destino, algo que no suele ser recomendable ya que las casas de cambio suelen ofrecer menos ventajas.

Descubre todo lo que se esconde bajo la cáscara de un huevo

Los huevos se han visto sometidos a muy mala fama durante los últimos años. Una mala fama para nada merecida y que por fin se están encargando de demostrar que es falsa. Estos son los mitos sobre el huevo que se han dicho demasiadas veces y que son absolutas falacias:

– Los huevos causan colesterol: La yema de huevo se ha considerado la causante del colesterol durante mucho tiempo. Pero ahora sabemos que no es así. Aunque puede ser perjudicial el consumo excesivo de este producto para quienes ya padecen este problema, no lo va a causar a quienes mantienen valores normales.

Los nutricionistas afirman que es posible consumir un huevo entero al día dentro de cualquier dieta saludable y tantas claras como nos puedan apetecer.

– Es comida de pobres: Este desprecio se ha hecho muchas veces al huevo hasta que grandes cocineros demostraron que unos buenos huevos fritos eran todo un arte y un manjar culinario por el que muchos comenzaron a estar dispuestos a pagar facturas bastante elevadas.

Pero además se trata de un producto alimenticio muy completo que, si además se puede conseguir a un precio bajo, mejor que mejor. El que sean baratos no le quita ningún mérito a este alimento.

Pero, ¿son los huevos nutrientes tan completos como muchos afirman? La respuesta es que sí, tienen vitamina D, vitamina E, fósforo, zinc, cloro, selenio, ácido fólico, biotina, yodo, cobre y un largo etcétera de vitaminas y minerales. Por eso es habitual dar ponches de huevo (sin alcohol) a niños que no comen o a mujeres que han dado a luz.

Además, su clara es una gran fuente de proteínas, una de las más importantes y que es aprovechada por muchos deportistas para ayudarles a muscular. Muchas proteínas en polvo son en realidad clara de huevo deshidratada, pero es fácil comprarla separada de la yema, embotellada y pasteurizada para poder realizar todo tipo de recetas y enriquecer batidos proteínicos.

No solo los deportistas utilizan la clara del huevo y sus proteínas, también las personas a dieta, ya que no tiene prácticamente calorías y permite, por ejemplo, tomar una tortilla de gran tamaño utilizando un único huevo al que se añaden claras.

Y para los que no tienen problemas de peso y además disfrutan de los dulces, el huevo es la base para la gran mayoría de las recetas clásicas de repostería: el merengue, la crema pastelera, las yemas de Santa Teresa o el tocino de cielo son solo algunos de los dulces que tienen al huevo como protagonista.

Invierte dinero en tu felicidad

El pago a plazos o pago financiado es hoy en día básico para muchas cosas. Muy pocas personas pueden permitirse comprar un coche pagándolo al contado y en el momento en el que se nos avería un electrodoméstico quizás no disponemos del dinero en efectivo para reemplazarlo. En todos estos casos se recurre a la financiación para poder tener aquello que necesitamos en un plazo de tiempo razonable.
Gracias a algunas financiaciones con intereses bajos o incluso sin intereses realizando el pago en periodos de tiempo de menos de un año, muchas personas pueden pagarse vacaciones o darse algunos caprichos que de otra manera sería difícil conseguir. Y es que ¿por qué no podemos permitirnos gastar dinero en nuestra felicidad?
Un ejemplo muy claro lo tenemos en la cirugía estética. Muchas personas aseguran que se realizarían una intervención, como una liposucción, pero que no lo llevan a cabo porque no tienen el dinero en efectivo para la intervención. Pero no es necesario tenerlo, llevar a cabo una liposucción financiada en Vigo es muy fácil. Las clínicas más prestigiosas ya suelen ofrecer a sus clientes diferentes modos de financiación que pueden ser a corto plazo sin intereses o a largo plazo con intereses reducidos y cuotas tan bajas que se pagan con gran facilidad.
Y es que una liposucción ya no es tan cara como lo era hace unos años. Estas técnicas de cirugía estética tienen cada vez precios más populares y como además en muchos casos ya se llevan a cabo sin necesidad de anestesia general, el paciente puede irse a su casa en el mismo día no siendo necesaria la hospitalización. Todo esto hace que los gastos se reduzcan mucho, por eso mucha gente se sorprende gratamente al acudir a informarse y conocer los precios de la intervención.
Una liposucción puede ser la vía para conseguir un cuerpo con el que sentirse a gusto, por ejemplo al eliminar acumulaciones de grasa en zonas concretas como las rodillas o la barbilla. También puede ayudar a eliminar la grasa del vientre o de las caderas que se resiste a todo el ejercicio. En el caso de los hombres, la liposucción en las mamas es muy habitual y ayuda a que muchos jóvenes vuelvan a ponerse el bañador sin camiseta después de muchos veranos totalmente cubiertos.
¿No es acaso tanto o más importante sentirse bien con uno mismo de lo que lo es tener una lavadora nueva o arreglar el cuarto de baño? Ahora la liposucción es todavía más fácil, así que no hay motivo para renunciar a estar a gusto con el propio cuerpo.

Montar una startup y no morir en el intento

A todos nos gustaría montar una empresa y en pocos meses interesar a los grandes inversoras de Silicon Valley. Ese es el objetivo de miles de jóvenes y no tan jóvenes emprendedores. El espejo está en gente como Mark Zuckerberg, Serguei Brin, Steve Jobs y otros grandes nombres de la tecnología de las últimas décadas. “Si ellos han podido, yo también puedo”.

El entusiasmo con el que se empieza una startup es uno de sus mayores valores. Del entusiasmo nacen buenas ideas y el apetito empresarial. Obviamente, si no hay entusiasmo es difícil embarcarse en un proyecto de este tipo.

Hasta ahora nos hemos referido a personajes que han triunfado dentro del emprendimiento tecnológico, pero también se puede lograr llegar a lo más alto con una startup de vinos o de cuchillos. Hace poco leímos en una revista como tres jóvenes londinenses se lanzaron a crear una empresa fabricante de cuchillos de alta calidad. Y sin tener apenas conocimientos prácticos del tema. En un par de años ya reciben pedidos de todo el mundo, incluyendo a cocineros muy prestigiosos.

Leyendo la entrevista a estos chicos encontramos un punto en común con otros emprendedores. Uno de los problemas con los que se encontraron fue su poca habilidad financiera. De hecho, tuvieron que participar en un curso de finanzas para no financieros para adentrarse en este mundo.

Si hablamos con cualquier experto en startups señalará que la gran tara de los emprendedores suele estar en el aspecto financiero. Puedes tener una gran idea original y saber venderla, pero sin conocimientos financieros, el fracaso puede llamar a tu puerta en cualquier momento. Y es precisamente el exceso de entusiasmo el mayor amigo del fracaso financiero.

Muchas veces, los jóvenes emprendedores se obnubilan con una buena idea y se olvidan de que hay que sacarla flote. Un curso de finanzas para no financieros (o más de uno) es imprescindible si se quiere progresar en el mundo empresarial. A buen seguro que los Zuckerberg, Brin o Jobs se rodearon de expertos financieros para dar forma a sus ideas, o bien tuvieron que desarrollar habilidades en este sentido.

¿Qué alimentos se deben evitar durante la lactancia?

Durante la lactancia todo lo que sirve de alimento para la madre pasa al hijo a través de la leche. Si ella come de manera sana y equilibrada, la leche de su hijo será de calidad, pero hay determinados alimentos que de un modo u otro podrían resultar perjudiciales para el bebé. Algunos de ellos ni siquiera pensaríamos que pueden afectarle, por eso siempre es bueno consultar la lista referente a lactancia alimentos prohibidos que se proporciona a las madres en los centros de salud o que se encuentra en algunas páginas profesionales.

Sin tratar de entrometernos en el trabajo de médicos o nutricionistas, estos son algunos de los alimentos que una mamá que amamanta no debería de tomar:

– Pescados de gran tamaño, como el atún o el pez espada. Este tipo de peces contienen altos niveles de mercurio y el mercurio es muy perjudicial tanto para el feto como para el bebé que todavía está mamando. En lugar de estos pescados se debe de optar por consumir otros de menor tamaño o criados en piscifactorías.

– La cafeína y el alcohol. Del mismo modo que algunos medicamentos pueden pasar al niño a través de la leche, la cafeína de los refrescos o del café y el alcohol de las bebidas también afectan al bebé. La cafeína puede causar problemas de sueño y de irritabilidad al niño e incluso síndrome de abstinencia. No tiene importancia tomarse una taza o dos de café al día, pero si a eso se suma té o bebidas de cola podríamos estar hablando de cantidades excesivas.

En el caso del alcohol huelga decir que sus efectos son muy perjudiciales para el bebé, aunque le llegue en dosis tan pequeñas que no es realmente tóxico y que no debería de consumirse en absoluto durante la lactancia. Algunos médicos permiten pequeñas cantidades a la madre, pero no siendo este un alimento imprescindible hay que valorar si realmente vale la pena darse ese capricho.

En cualquier caso, las madres deben de observar las reacciones del niño durante la lactancia. Algunos bebés son tan intolerantes a la leche de la vaca que, si su madre la bebe en exceso experimentan síntomas, aunque ellos no la hayan probado jamás.

En caso de que el niño comience a rechazar la leche es bueno preguntarse si se ha realizado algún cambio en la alimentación que pueda haber alterado el gusto de la misma. No es mala idea probarla para saber si se nota algún gusto diferente que se pueda identificar.

El coste de la enfermedad

Resulta delicado hablar del coste de la enfermedad o de la necesidad de subvenciones para tratar determinados trastornos, pero miles de familias en toda España sufren las consecuencias de algunas enfermedades tan complejas como el Alzheimer y muchas de ellas no tienen los suficientes recursos para tratar adecuadamente a los enfermos.
Muchos de los centros de dia para mayores con alzheimer en Madrid y en otras ciudades surgieron hacía varias décadas de forma independiente cuando diversas asociaciones se organizaron para dar cobertura a estos enfermos. Las instituciones públicas colaboraban en ocasiones cediendo espacios y con pequeñas subvenciones que generalmente eran insuficientes.

Así, buena parte de las personas que trabajaban en este tipo de centros eran voluntarios. Este hecho tiene sus pros, pero también sus contras. Los voluntarios no cobran y hacen un trabajo extraordinario y nunca suficientemente valorado, pero no son profesionales. Una enfermedad como el Alzheimer necesita personas formadas y con conocimientos médicos.
Por todo ello, los centros de dia para mayores con alzheimer en Madrid y en otras ciudades españolas demandaron ya hace varios años más implicación por parte de las instituciones públicas. El progreso de la democracia en España trajo consigo un mayor compromiso con los desfavorecidos. Enfermedades como el Alzheimer ya no eran tema tabú, sino que eran realidades a las que no se podía dar la espalda.

Las subvenciones a los centros de día y a las organizaciones relacionadas con esta enfermedad se hicieron más cuantiosas permitiendo que la atención a los enfermos fuera más profesional. Pero años más tarde, la crisis económica cogió por sorpresa a casi todo el mundo y llegaron los recortes. Se recortó en todo (en casi todo…) y muchos centros de atención a enfermos y/o personas dependientes vieron como el “grifo se cerraba”.

Todo ello supuso una vuelta a los tiempos oscuros en los que las asociaciones y los centros malvivían con pocos recursos. Por supuesto, la peor parte se la llevan los enfermos que no pueden ser atendidos como se merecen. ¿Qué pasara en el futuro? Si es que algún día se acaba la crisis, ¿se podrán recuperar las subvenciones?

Back to top